EXPERIENCIAS

Mi segunda edición Alfondeguilla Javalambre

Si has participado en una competición por la montaña, si has realizado algún viaje de aventura o simplemente una excursión dominguera, cuéntanos tu experiencia.

Tu envío aquí

Indice de experiencias

 


Faltan unos días para mi segunda edición y, mi mente, no descansa pensando en cómo será el viernes veintiocho, pues estoy un poco excitado, porque la verdad, tengo ganas de ponerme en marcha. ¿Qué marcha? Javalambre. Sí, Alfondeguilla - Javalambre; una de las marchas a pie más interesantes y alucinantes, pero también la más temida, pues son 105 Km en 24 h.

"Tú estás loco", me dicen algunos compañeros de trabajo. "Vas a estar andando toda la noche y casi todo el día siguiente por montañas y llanos. Estás loco tío". Este es el comentario típico de las personas que desconocen el verdadero fondo de este tipo de excursiones, e incluso de una típica salida a la montaña, pero no me importa, yo sé lo que me impulsa hacer este tipo de locura, si es que lo es.

"¿Qué Pepe, ya estás preparado para la marcha?" Me pregunta Sergio, un compañero de trabajo. "Dentro de unas horas estarás en camino y disfrutando, aunque me parece que tendrás una noche de lluvia porque el cielo se ve muy complicado, pero tú de todas formas ánimo y échale un par de huevos Pepe que no se diga. Termínala". La verdad es que me encuentro muy animado, ha sido mucho entrenamiento durante todo el año para poder aguantar y terminar esta prueba, sobre todo moralmente.

Son casi las siete de la tarde, ya en viernes 28. Me despido de Mari, mi esposa, la cual me da ánimos para que este año termine. Me despido hasta el domingo.

Me parece contar quince los que vamos a participar y cuatro de asistencia. Después de la presentaciones y demás comentarios partimos sonrientes hacia nuestro destino.

Unos parten corriendo, pues quieren hacer toda la prueba de esta forma, el resto vamos andando, subiendo por la carretera hasta el camino del Marianet viejo. En la entrada se encuentra el tío Pere Viçent, quien nos despide con ánimos para todos.

Llevamos unas horas de marcha y continua lloviendo. No sé que hora es pero, estamos entrando en la población de Almedijar. Nos dirigimos al albergue la Surera, donde bajo un porchado nos cobijamos de la lluvia y comemos y bebemos lo que el dueño del lugar nos ofrece. Después de un café y un licor de algarrobo (muy bueno) continuamos caminando y a medida que nos adentramos en las montañas aparece la niebla, que junto a la claridad que desprende la luna da una imagen mágica.

Estamos entrando en la Vall de Amonacid. Continua lloviendo. Paco se adelanta, pues baja la senda como una bala. Ya en la población, nos dirigimos a la furgoneta, nos cambiamos de ropa, comemos un poco y nos tomamos un café, pues Paco lo ha traido del bar.

Con los pies mojado, pues no para de llover, entramos en Gaibiel, donde los caminantes se dividen en dos grupos. Me despido de René y Kasim, los conductores de las furgonetas, hasta el próximo avituallamiento.

Llegamos a Caudiel acompañados, cómo no por la lluvia. Comemos y nos cambiamos de camiseta pues parece que pronto dejará de llover.

Efectivamente dejamos de mojarnos y comienza a verse las estrellas. La noche, poco a poco va cambiando, hasta verse el firmamento en todo su esplendor. Javier empieza a ponerse blanco, algo le ha sentado mal, no parece que se recupere; decide dejarlo en el Más de la Noguera, donde será bien atendido hasta que se recupere. El resto del grupo ya estamos en la población de Pina, donde hacemos una visita a la Panadería y desayunamos, pues estamos hambrientos. René nos filma con su cámara. Luego, él y Tomás se encargaran de ir a por Javier y el compañero que se quedó a su cuidado.

Ya somos tres grupos de caminantes, en mi cuadrilla somos cuatro. En la salida de Fuen del Cepo Ramón y yo nos ponemos a recoger nueces de un viejo nogal; están muy buenas. Al momento, reanudamos la marcha bajo un sol de justicia. Después de un rato llegamos al kilómetro siete de la carretera que va a Manzanera, donde paramos a comer y darnos unos masajes, pues a estas alturas las piernas ya están cargadas. Dos compañeros salen un poco antes, mientras nosotros descansamos.

Durante el trayecto, Ramón me cuenta los pormenores de los puntos más significativos del trayecto para las próximas ediciones.

Después de unas horas de haber salido del Kilómetro 7, subiendo y bajando montes, de ir por barrancos y cañadas, empezamos a ascender el último tramo hasta el pico Javalambre.

En lo más alto de Javalambre con Ramón; mi inseparable compañeroVeinticuatro horas más tarde; pues son las 19:30 h. del sábado, sale a mi encuentro Kasím, el cual me felicita y me ofrece una afectuosa sonrisa. Nos hacemos unas fotos Ramón y yo en el punto geodésico y así concluimos la marcha.

Salimos hacia el albergue de Camarena, donde ya se encontraban el resto de compañeros. Después nos dimos una merecida ducha y nos dispusimos a gozar con una buena y amenizada cena.

El día después:

Ya han abierto la cafetería del albergue y mientras preparan el desayuno aprovecho para darme un paseo por la población y aún sobre ser las nueve de la mañana hace fresquito que...

Durante el desayuno se comentan nuevos proyectos. Después, recogemos el equipaje y volvemos a subir al pico para hacernos las fotos de rigor, no sin antes arreglar el pinchazo de una de las furgonetas, donde todos echamos una mano, luego emprendemos el viaje de regreso, durante el cual, uno va pensando en lo que ha sido este fin de semana; en las personas que ha conocido; en los lugares que se ha pasado y en los que hemos estado. Conclusión: pienso que ha sido una gozada formar parte y participar en esta estupenda subida a Javalambre 2001.

Hemos llegado a Alfondeguilla. Lo que veo entre todos no creo que sean despedidas, sino más bien un hasta luego.

Mientras salgo de la plaza, en mi coche, hecho una última mirada por el espejo retrovisor y con cierta tristeza, mentalmente les digo hasta otra y cómo no, que aquí estaré para formar parte de esta estupenda aventura Alfondeguilla Javalambre 2002.

"Cuando te acuerdes de mí,
piensa en las montañas, la lluvia y el viento.
Me comprenderás y sabrás que soy libre"
.

Texto: Pepe

Carreras de montaña, Carreras de orientación, Marchas de B.T.T., Raids, Senderismo, B.T.T, Barrancos , Chat, Enlaces, Fondos de pantalla, Tu Fotografía Tiempo, Experiencias, Agencias de viajes, Alojamientos, Atlas de España, Rutas por carretera, Enlaces, Tu club, Tu equipo, Tu currículum, Contactos, Sms, ¿Quiénes somos?

Inicio